Consejos para pedirle matrimonio a tu pareja

¿Crees que ha llegado el momento? Tips imprescindibles para pedirle matrimonio a tu pareja… ¡no podrá resistirse!

¡Cómo nos gusta encontrarte por aquí! Porque si estás dedicando tu tiempo a leer estas líneas, es porque finalmente, has decidido dar un paso importantísimo en tu vida amorosa y en vez de lanzarte a la aventura sin paracaídas… ¡Has decidido buscar información para que tu pedida de matrimonio sea perfecta!

Es probable, que, en tu cabeza, hayas estado imaginando una y otra vez, cómo será ese momento, y también, que te surjan algunas dudas como:

¿Cómo lo organizo y por dónde empiezo?, ¿Cuál será su respuesta? ¿Me dirá que sí? ¿Los nervios me jugarán una mala pasada y no saldrá cómo espero?

Desde Palacio de Galápagos tenemos que decirte que es totalmente normal, se trata de un momento importante que marcará el resto de tu vida.

Pero tenemos claro que queremos ayudarte a dar respuesta a todas tus dudas, para que ese día todo sobre ruedas, y tu pareja no pueda resistirse… ¡le encantará la sorpresa!

En primer lugar, queremos recordarte, que el amor, no entiende de géneros.

Aunque en la antigüedad, eran los hombres quienes pedían la mano a la mujer cuando estaban preparados para casarse, los tiempos han cambiado.

Si eres una mujer quieres pedirle la mano a tu pareja, por supuesto, no podemos hacer otra cosa que… ¡animarte a que lo hagas!

Tras aclarar este asunto, queremos hacerte algunas recomendaciones:

Tips imprescindibles para pedirle matrimonio a tu pareja

Si crees que quiere casarse… ¡atrévete a dar el paso!

Pasado un tiempo en las relaciones sentimentales, las conversaciones sobre el matrimonio no son nada inusuales, sobre todo, cuando seres queridos y amig@s celebran sus bodas.

Estas conversaciones, te pueden animar y orientar a la hora de atreverte a dar el paso.

Pistas y conversaciones podrían indicarte si a tu pareja le gustaría casarse y cómo le gustaría que fuese el día que se lo pidieras.

Por el contrario, si tu pareja ha comentado últimamente que no le gustaría casarse o la relación no atraviesa un buen momento.

Es probable que, si le pides matrimonio, se sienta presionada y te diga que sí por sentirse obligada o que directamente te diga que no a tu propuesta.

En ese caso, deberías valorar la opción de posponer la pedida, y volver a valorarla pasado un tiempo.

Si quieres que salga perfecto, mejor no improvisar

La improvisación no suele ser buena aliada a la hora de pedir matrimonio, será mejor dejar la improvisación para otro día.

Estamos seguros de que tu pareja se merece que le prepares un día especial, teniendo en cuenta sus gustos… ¿Sabes cómo le gustaría que fuese ese día?

Si te haces una idea y sabes responder a la pregunta, es el momento de que comiences a organizar.

El sitio, el día y el procedimiento, deberás de planificarlo de forma cuidadosa para que tu pareja no sospeche, solo así lograrás sorprenderla.

Si necesitas que alguien de su entorno te ayude, pide colaboración, pero asegúrate de que sea solo a una o dos personas en las que confíes y pídeles máxima discreción.

Un lugar especial en el que paséis tiempo juntos

Existen infinidad de lugares en el que novios y novias piden matrimonio, pero muchas veces se recurre a lugares significativos que dan demasiadas pistas.

Cuando las parejas saben que las van a llevar a un sitio especial con significado para la pareja, pero al que no suelen ir habitualmente, comienzan las sospechas.

Por ese motivo, debes tener en cuenta que si quieres llevarla al lugar dónde os conocisteis o el restaurante en el que tuvisteis vuestra primera cita, es probable que sospeche.

Otras buenas ideas de lugares para que no descubra tus intenciones hasta el final pueden ser: Aprovechar un viaje o escapada a algún sitio que os guste a los dos, una cena romántica en Palacio de Galápagos (un acierto seguro), una quedada en una cafetería o restaurante al que soléis ir en la compañía de vuestros amigos, o quizás, prepararle una cita especial en casa.

Ese día será inolvidable… ¡elige una fecha que recordar!

Si quieres recordar siempre ese día, aprovecha alguna ocasión especial cómo su cumpleaños, vuestro aniversario o el día que os conocisteis.

Además, al elegir alguna fecha que ya sea especial para vosotros, podrás organizar algo especial para celebrar la fecha sin que tu pareja sospeche de tus verdaderas intenciones.

¿Has pensado ya en el regalo de pedida?

Como te comentábamos antes, los tiempos en cuando a las peticiones de matrimonio han cambiado, y estos cambios también se han visto reflejados en la elección de los regalos para pedir matrimonio.

Aunque muchas personas optan por los tradicionales anillos de compromiso, una nueva tendencia, hace que estos regalos sean más variados que antes.

Si quieres pedirle matrimonio a tu pareja con un anillo, será una opción muy válida, pero recuerda que debe ser un anillo que refleje su personalidad y gustos.

Si optas por hacer un regalo diferente que rompa con la tradición, puedes optar por: un reloj, unos gemelos, una experiencia  o una escapada romántica.

Tras estos breves consejos, queremos desearte… ¡Toda la suerte del mundo!

Seguro que no puede resistirse a tu propuesta, y cuando acepte, podréis comenzar a planificar el día de vuestra boda, pero… ¡Qué no cunda el pánico! Podréis seguir nuestros consejos para la organización:

Por su puesto, nos tendréis a vuestra disposición para enseñaros nuestras instalaciones y propuestas para novios, si tras aceptar casarse contigo, buscáis un lugar con mucho encanto cerca de Madrid y Guadalajara para la celebración de vuestra boda¡Estaremos encantados de poder ayudaros!

Deja un comentario